jueves, 17 de abril de 2008

Poema de Gustavo Tisocco


Perdona niño (Cuatro Haikus: un poema)


Tus pies desnudos
avergüenzan mi alma,
perdona niño.

Tu hambre duele,
quiero darte mis brazos
un poco de pan.

Te hieren bombas,
alambrados y jaulas,
pero no huyes.

Perdona niño
apenas son humanos,
tú eres ángel.


© Gustavo Tisocco
de Entre soles y sombras

18 comentarios:

diana poblet dijo...

Gustavo pide perdón. Debiéramos. Claro que duele el hambre de un niño y el de un hombre, duelen todos los hambres y los sin futuro.
Su palabra incomoda.
Responsabiliza implícitamente.

Que resista tu palabra y los niños que la habitan y los ángeles que fueron niños desnutridos.
abrazo,
d.

©Claudia Isabel dijo...

Claro que duele, y que impotentes que nos sentimos por no saber como modificar las cosas...
HErmoso y doloroso Gustavo, gracias por recordarnos...
Un abrazo

Anónimo dijo...

Triste, fuerte, y a la vez, bello, besos, Ana C.

Anónimo dijo...

Coincido Diana. "Debiéramos"-

Frente al dolor y la impotencia, tu poema Gus, se convierte en voz audible de los que no tienen voz, una elocuente denuncia. Felicitaciones y un gracias especial a Diana por publicarlo
Abrazos

Elisa Dejistani

Avesdelcielo dijo...

¿Cómo serán los hombres del mañana luego de ser esos niños?
La palabra, como dice Diana, que incomoda, es también la que despierta, la que es sensible hasta para pedir perdón.
Belleza y verdad se conjugan en este poema de Gustavo.
MARITA RAGOZZA

Elisabet Cincotta dijo...

Duele el hambre del mundo, duele el hambre de un niño, duele su carita frente al pizarrón. Perdonen la impotencia me hace doler el alma y el cuerpo.
Excelente Gustavo.
Di gracias por reunirnos cafecito por medio en la lectura.
besos Elisabet

Migdalia B. Mansilla R. dijo...

Duele tu palabra

desgarra
grita
calla a demagogos
ruge entre los sin "nada"
pace entre los conformistas
molesta a los que prenden puros con billeticos de cien dólares

duele
desgarra
me parte en jirones


Un gran abrazo, solidario, en medio de los otros, los que sentimos.
Será triste tener un ángel por hambre.

Migdalia

Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Dí...
Un beso Gus.

Anónimo dijo...

Cómo duele este poema. Imposible no sentirse involucardo, avergonzado. Imposible no sentir la necesidad de unirse a la palabra de Gustavo y pedir perdón. Gracias.
Alicia Perrig

Maria Rosa dijo...

CAsi sin palabras, Gus, ante estas realidades que nos oprimen el alma. Gracias porque tu voz de poeta ha convertido la angustia en grito de denuncia. Y gracias por hacerlo tan bien.
Beso
María Rosa León

Anónimo dijo...

Ay con tus poemas Gus. O descifran en amor con crudeza, o se esperanzan o gimen. Tus poemas son siempre amor desandado, tristeza, dolor, reflexiòn, una palabra que eleva y ante la que nadie, absolutamente nadie recoge indiferente. Un beso por ese corazòn solidario, detenido en lo irracional, indìce iniciador de tu poètica.

Lily

Anónimo dijo...

Belleza y denuncia Gus en este poema pra tener presente.
Lucre

La_Sonyadora dijo...

Fantástico Gustavo.

Erika

Anónimo dijo...

David antonio Sorbille dijo...
¿Quièn dijo que la realidad no es lascerante?... Un gran poeta como Gustavo nos sacude con sus versos colmados de verdades.

Norma dijo...

Impactan tus versos dulces, llenos de dolor junto a esa imagen. Si hubieran más personas como vos, acciones como la tuya...
Un abrazo, Gus.

Norma

Senén dijo...

Que grande, Gustavo!
Yo tambien quisiera poder abrazarlos a todos, darles un abrazo de oso como dice Gerardo.
Es impresionante como duelen y me siento impotente porque no puedo hacer nada "directo" solo campañas de firmas, adhesiones, etc.
Pero es lo que hay.

Saludos Senén

Anónimo dijo...

Gus, precioso poema de identificación con el dolor y el hambre del niño.
Y es que, como yo tengo escrito, "SIEMPRE A LOS NIÑOS", siempre a ellos les toca sufrir, siempre llorar, siempre morir...
Felicidades, Gus.
Saludos, Camilo Valverde

Anónimo dijo...

Maravilloso poema...