miércoles, 29 de diciembre de 2010

POR UN 2011 HUMANO Y SOLIDARIO



Que el camino venga a tu encuentro,
Que el viento sople siempre a tu espalda,

Que el sol te de siempre en la cara,

Que la lluvia caiga lentamente en tu campo

y hasta, que volvamos a vernos,

Que Dios te tenga en la palma de su mano.



(Antigua Bendición Irlandesa)

¡Y MUY FELIZ AÑO 2011, AMIGOS!
Diana

domingo, 26 de diciembre de 2010

Poema de Marta Zabaleta



El cisne durmiente

The fog prefigures the ghosts
Gently paraphrasing
The trees without
Their shadows


La niebla articula
Los árboles mutados
La sangre peregrina
La muerte sin adiós.

Si el cisne durmiera en mis manos
habría una pradera en bruma
cubierta de gaviotas rojas
que beberían al sol.


Marta Zabaleta (c) Londres, Winter 2005

lunes, 13 de diciembre de 2010

Poema de Diana Poblet



La brasa


...............Amanece, ensíllenme el caballo. -José Gervasio de Artigas-

........................................................(Palabras en su lecho de muerte)



Trenzo pueblo y octubre

y la imagen con fondo negro ardió,

incendió mis ojos.

El caprichoso se ha marchado

nos sorprende la mañana

del día después


el qué vamos a hacer y su escalofrío

en un dolor poblado de Plaza y banderas

una compañía de lágrimas en el Censo de la década,

con más tristeza que habitantes

miradas que abrazaron la ceniza del llanto


Fui una soledad acompañada

creí que estallaría el alud del silencio por la Avenida de Mayo

nadie hablaba

sólo caminaban por el medio de la calle.


Fuimos el pueblo ensombrecido

sólo nuestros pasos

por televisión informaban que llegaría mañana

no quisimos que Ella estuviese sola

y el viento del sur ya habitaba en Buenos Aires.


Aquella noche me adormecí imaginando

¿qué haría con éste dolor genuino

ahumado en hileras de velas blancas?

Y tomé la poesía inconclusa para encenderla aquí,

en esta esquina de papel y mármol


Pedí

que no se apagase la lucha de los desheredados

de los manos cuarteadas

de los esperanzas sin motivo

de los que ni veríamos en las pantallas,

ni tenían cámaras

para fotografiar un dolor tan igualitario.

Con ellos compartí el inabarcable silencio de la espera

en un traspié de la historia adonde el dolor nos tatuó la fe.


Mansa comenzó la garúa que ya se vislumbraba

Y con el aguacero pasó Néstor y su certeza

más que a despedirse

volvió a despertarnos


Vamos a andar

que aquí no hay ningún muerto

es pueblada su fortaleza invisible.

Él será el fantasma que no equivoque rumbos

junto a ese fantasma marchará Latinoamérica

y su brasa encendida.


En esa lumbre

..........más que llorarlo

vamos a andar

..........y arderá inextinguible

heredamos un sueño.


Diana Poblet, octubre 29 y 2010


domingo, 12 de diciembre de 2010

Prosa de Patricia Ortiz



Cristo sin cruz

Lo quiero ver acá. Totalmente desnudo comiendo un pancho por la calle Corrientes. O en la cancha, alentando a Tigre este domingo con su sueño de campeón. O bailando el tango en la Plaza Dorrego entre turistas y palomas. O en la cola del banco, o sentado en una butaca desvencijada en una función continuada de cine. O cartoneando. Por qué no recitando una poesía, emborrachándose, enamorándose. ¡O como ustedes elijan! Pero a nuestra imagen y semejanza. Ustedes que veneran al dios y se olvidan del hombre y continúan, siglo a siglo, crucificándolo. ¡Quítenle los clavos y la corona de espinas, bájenlo de una vez de la cruz! Curen sus heridas, besen su dolor. Devuélvanle la libertad en un holograma de vida y brazos abiertos.

PATRICIA ORTIZ

sábado, 4 de diciembre de 2010

Prosa de Alejandro Dolina


Sólo existe el amor. Las otras cosas nobles apenas sirven para
dignificarlo. Algunos hombres jamás lo encuentran. Para otros es
apenas una estrella fugaz que ilumina un año, un mes, una semana o un día en sus vidas. Pero ese destello efímero da significado a la
existencia toda.

Bienaventurado el que puede sentir en su carne y en su
espíritu el fuego de esa chispa.


Alejandro Dolina

domingo, 28 de noviembre de 2010

Poema de Pere Bessó



L’ANELL DE MOEBIUS

.........................................Per a Pilar Iglesias de la Torre

L’amor en una edat

que crida l’estació secreta

Serkan Ozan Özağaç


De bell començament fou la foscor.

Ara les meues mans són el costum

de l’ombra de la pell de dia,

però toquen el revers de la llum,

el desig a la nit.




L’ANELL DE MOEBIUS

........................................Per a Pilar Iglesias de la Torre


El amor en una edad

que llama a la estación secreta

Serkan Ozan Özağaç


En el principio fue la oscuridad.

Ahora mis manos son la usanza

de la sombra de la piel de día,

pero tocan el envés de la luz,

el deseo en la noche.


Pere Bessó

Poema de Diana Poblet

..................................................................................fotografía de Olga Ricci


Cuando llorar, es poco


Enmudecida,

la flor repone sus estanterías de silencio.

Acallada en su capullo de lamento

ejecuta el violín heroico del grito.





Quan plorar és ben poca cosa


Enmudida,

la flor reposa les seues prestatgeries de silenci.

Apaivagada en el seu capoll de plany

executa el violí heroic del crit.


Diana Poblet traducida por Pere Bessó

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Poema de Oscar Agú



No es mi mano. No. Es la palabra
.................................habitándola.

Ella se dice a sí misma desde el pie.
Yo, sólo la escribo
.........................una y otra vez.

Su voz no posee sonido. Es solo un trueno
que desbarranca toda certeza
y me abraza

No es mi mano. No. Es la palabra.


Oscar Agú

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Poema de Carlos Barbarito



Pero, ¿qué me acaricia con mano suave

cuando no hay mano alguna a la vista?

¿Qué silba cuando en mí no queda música alguna?

¿Qué me trae relámpagos cuando no queda ni aceite en la lámpara?

¿Qué me hace leer la palabra cigüeña en el diccionario

para que sea posible la cigüeña de carne y hueso?

¿Qué me ofrece materia cuando reina lo invisible?

¿Qué traba la puerta cuando duermo?

¿Qué la abre cuando despierto?

¿Qué trae el remiendo cuando mi saco se rompe?

¿Qué me empapa cuando hay sequía?

¿Qué me levanta de los cabellos

y me transporta más allá de la primera señal, el primer indicio?

¿Qué me perdona cuando no hay perdón

ni para las larvas, los dementes, los jardines?

¿Qué corrige ya las faltas de ortografía en mi poema último,

ese que leeré con otros ojos, en otra parte?


CARLOS BARBARITO

Poema de Pablo Mora



Si yo muero pregunten a la tarde

quién era ese que vestía de asombros

y de noche tan sólo de lucero.


Si yo muero pregunten a la noche

quién era ese que arropaba sueños

cuando la luna le guiñaba el ojo.


Si yo muero pregunten a la luna

quién era ese que juntaba sombras

al pie de sauces, sueños y lagunas.


Si yo muero pregunten a los sueños

quién era ese que solía venir

a lomo de alba por los grises cielos.


Si yo muero pregunten a los cielos

quién era ese que apostaba vida

del lado allá del viento y sus latidos.


Si yo muero pregunten a los vientos

quién era ese que dormía luciérnagas

cuando la noche se dormía en sus sienes.


Si yo muero pregunten a la noche

quién era ese de la noche insomne,

de almácigos y asombros descubiertos.


Si yo muero pregunten al almácigo

quién era ese que dormía en la huerta

muy pendiente del paso de los soles.


Si yo muero pregunten a los soles

quién era ese que pasaba el día

al lado del gemido de las rosas.


Si yo muero pregunten a la rosa

quién era ese que dormía a los vientos

cuando la lluvia muertes presagiaba.


Si yo muero pregunten a la lluvia

quién era ese enamorado a solas

que hacía el amor con una pomarrosa.


Si yo muero pregunten al amor

quién era ese que guindaba estrellas

sobre las crines de su yegua azul.


Si yo muero pregunten a Platero

quién era ese niño que quería

el mundo recorrer a paso de hombre.


Si yo muero pregunten a los hombres

quién era ese que vistiendo asombros

tan sólo supo de la noche insomne.


Si yo muero pregunten a la noche

quién era ese que estrenaba azules

al pie de la ventana de sus sueños.


Pablo Mora

martes, 16 de noviembre de 2010

Poema de Virginia Perrone



A qué fuego ilustrado le entrego
mi silencio, y que diga:
-aquí hay un caldero humano,
cuidado con su Letra


Virginia Edit Perrone

lunes, 15 de noviembre de 2010

Poema de Dolores Etchecopar



13.


hay palabras preciosas

gemas que se abren misteriosamente

cuyas facetas destellan algo que se quiebra

antes de completarse

así es la palabra aquiescencia

difícil de pronunciar

esquiva como un hilo de agua

que fluye entre las aristas filosas

de la palabra no


Dolores Etchecopar

Poema de Pablo Mora



Irse

A las amigas del miércoles de trabajo


....................................Irse apagando en una luz que tiembla.

...................................Irse volviendo polvo lentamente…

...................................sin la piel, sin el roce, sin aliento.

..............................................................................................ANTONIA PALACIOS



Irse volviendo polvo lentamente,

llevar las cinco de la tarde a cuestas,

estarse con el día a la intemperie,

saber que alguna noche no estaremos.


Irse quedando sin algún suspiro,

pensar que somos un fugaz relámpago,

irse apagando como el sol de siempre,

irse como el venado sin saberlo.


Irse perdiendo en una ausencia eterna,

irse apagando en una luz que tiembla

sin la piel, sin el roce, sin aliento.


Irse tan solamente de la tierra,

perderse como el pájaro en el cielo

tras el fragor de aquella tolvanera.


Pablo Mora

Julia Magistratti



33

Lenta de venir

del patio con las sábanas secas,

la toalla enredada en el cuello

y esa manera de llamarme

sin manos, con la cara,
me obliga
a deberle las llaves de mi casa,

el botón de la camisa, la fruta sin límites.
Porque siempre es de día en los recuerdos
tendré que llamar a mi abuela
para que se haga la noche;

ahora que ella está jugando

con sus plantas blancas

en un universo amarillo.


JULIA MAGISTRATTI

domingo, 7 de noviembre de 2010

Poema de Edilberto Gonzalez Trejo



PAÍS PROFUNDO



Mas allá de los tambores

el bohio y la mirada campesina

el buhonero y la esquina

son la Patria mirándome a los ojos

- suenan los tambores -


EDILBERTO GONZALEZ TREJO

sábado, 6 de noviembre de 2010

Poema de Diana Poblet



LÍNEA DE FUEGO

El que estudiaba Historia
se nos quedó ahí,
tirado en la vereda
el argentino malo para el fútbol
el que pintaba los carteles
y hace años protesta por Kosteky y Santillán

El que ayer se detuvo
con la bala prendida en el pecho
escarapela de sangre y muerte

Abrí los ojos gritaban dentro de la ambulancia
mirame por favor
abrí los ojos
y él tercamente los cerraba
¡Abrí los ojos Mariano!

y no,
hoy columnas de manifestantes llevan carteles
con su foto, mirándonos,
en este país insomne.
Él nos mira.

Diana Poblet

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Poema de Aldo Novelli



Un hombre ha muerto. Una mujer llora.
Mucha gente también llora.

Gente de barrio, de villas, gente del pueblo.

Gente sin nombres conocidos.

Llora María, Roberto y Florencia.

Otros no dicen nada y miran con asombro.

Unos pocos se alegran y festejan
con bocinazos y champán la muerte de ese hombre.

Cómo se llaman las personas que festejan la muerte de un hombre?.


aldo novelli -

domingo, 24 de octubre de 2010

Poema de Gustavo Tisocco






...............................A los desaparecidos.

............................................A sus madres.


Ellos parieron a sus madres

y estas llevan sus fotos mostrando al mundo

que no hay naufragios.


Ellos, los ausentes,

denuncian con sus gritos

la poca memoria

de los que salvándose

se quedaron en la barca.


Sus madres también gritan

y descubren que en el fondo del mar

florecen jardines.


GUSTAVO TISOCCO

Poema de Máximo Simpson



TO BE OR NOT TO BE



Yo quise ser un rojo clarín desorbitado,

un ex abrupto eterno,

un jardín de magnolias o una tromba,

y sólo soy ahora profesor de nostalgias

edecán del otoño pesaroso.


Yo quise ser el mar,

o tal vez quise ser lo que no quise,

un triángulo isósceles o un trueno,

o una momia egipcia

con su paz infinita, imperturbable.

Eso quise tal vez en mi constancia,

en mi apuro, en mi afán, en mi zozobra,


Quise ser el revés, la mano izquierda,

el costado de mí, mi renegado,

y sólo soy mi tú, mi pobre mí,

un pronombre ya exhausto,

un posesivo huérfano, un despojado mi.


Eso quise tal vez,

y sólo soy ahora mi vecino,

apenas mi perfil, mi suroeste,

mi terco lateral:

estoy en la adyacencia limítrofe de mí

y siento desazón, me extraño mucho.



MÁXIMO SIMPSON

viernes, 22 de octubre de 2010

Poema de Horacio Fioriello


Foto Frank Bodenschatz
Mi lobo interior

Canta Loba, canta

canta con la voz del alma,
canta resurreccion
canta milagros.
Mujer salvaje, olfatea-me
y ahi donde perdi
el rastro de mis huesos
desentierra-me
del fondo de mi psique.
Mujer salvaje, loba,
enseñame una cosa,
una cosa del alma;
enseñame
las letras de mi aullido
para encontrar
la voz de mi manada.

HORACIO FIORIELLO

domingo, 17 de octubre de 2010

Texto de Aníbal Sciorra



Qué cosas tienen las madres que nunca se van, cada mañana escucho a mi vieja inaugurando el día con su mate sonriéndome el tiempo con ropa limpia, el pañuelo en el bolsillo, la camisa sin una sola arruga, el "¿llevás todo nene?", o un abrigo por si refresca desde la pileta del patio con su tabla de lavar dale que dale con el federal marfil en esos inviernos de sabañones y la leche con pan y manteca mientras la radio encendida de tangos, rancheritas y coplas españolas en la cocina las ollas que no descansan ni las escobas ni los repasadores los olores y los sabores, el churrasquito con ensalada, la sopa de quacker o vitina, cabellos de ángel y estrellitas y esas meriendas de los domingos con pastafrolas y bizcochuelos mientras Fioravanti nos cantaba un gol millonario y la veo a Aurora como todos aquellos días nunca se fue, sus manos me siguen protegiendo.

Aníbal Jorge Sciorra

viernes, 15 de octubre de 2010

Poema de Daniel Martínez



Casi todo el mundo se acuerda
que estaba haciendo el día que mataron a Lennon

yo iba con mi viejo en un rastrojero de esos
que tardaban un infierno
en llegar a cualquier lugar
Y la noticia en la radio
Y el genio ahí tirado en la calle
muriéndose de verdad
susurrando en la agonía de la memoria:
todo lo que necesitas es amor pero cuidate pibe
que así es también el siglo que te toca vivir

afuera el paisaje áspero seco tristísimo casi gris de la pampa
afuera los milicos haciendo el casting para una película de terror
y yo ahí en el rastrojero
acordándome de sus canciones que eran mis canciones
agonizando también un poco despidiéndome de mi adolescencia

(contale a tus hijos de alguien que creía en un mundo mejor)

después pusieron imagínate y se me escaparon las primeras lágrimas
y mi viejo que miraba de reojo haciéndose el distraído
mientras manejaba un rastrojero
que aún tarda un infierno en llegar a cualquier lugar.


DANIEL MARTÍNEZ

domingo, 10 de octubre de 2010

Texto de Mario Angel Alonso




La historia está fundada en las palabras que ahora se oyen
aún cuando ha muerto la boca que las nombraba.


Mario Angel Alonso

fotografía Mario Alonso

sábado, 9 de octubre de 2010

Poema de Daniel Martínez



Metafísicas cotidianas

......................
a Diego Rosake



1


La luz del baño

ilumina en la pieza

la cuna de mi hijo menor


lo bueno de los hijos

es que uno deja de ser el nudo de la cuestión

desde la penumbra

la única respuesta posible es la luz


así seré yo

dentro de algún tiempo:

esa parte de la memoria

que los observa desde la oscuridad



Daniel Martínez

jueves, 7 de octubre de 2010

Poema de Gustavo Tisocco



Niños blancos

..................A mi hermano Hernán


Sin duda siguen ahí

esos niños blancos

que en la siesta

revoloteaban cerca nuestro

cuando nos escapábamos al monte.

Seguramente hermano

siguen intactos sus rizos azules

y ese mirar como cristal

que hacía de las rondas

un sacramento de manos entrelazadas.


Es seguro que todavía deambulan por la tarde

buscando a los que fuimos –bravíos piratas-,

pero estamos tan lejos

del cielo aquel

que extraviados ahora

somos noche, somos exilio.


Gustavo Tisocco

martes, 5 de octubre de 2010

Poema de Diana Poblet




DUELO


Esta tinta renegrida

antes era azul lago

azul cielo, azul bandera

esa noche bruna fue presagio

cuervo tinta, luto cotidiano

lote de incierto.


Llevo un crespón clavado

en las venas de esta máquina

que implacable,

ametralla silencios.



Diana Poblet


SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO MAPUCHE EN CHILE

Poema de Aldo Novelli


En el ring.

Un buen poema debe romperte el arco superciliar derecho, sino, al gimnasio poeta, tu palabra aún está floja.

aldo luis novelli

sábado, 2 de octubre de 2010

Poema de Pere Bessó




MÜNEVVER'E


Per a Dado Ginestet i Diana Poblet


El so d’un llaüt és l’únic consol

quan l’ombra s’estén a l’infinit

.............................Metin Cengiz



La nit és més nit, ocult entre les ales de l’ocell que anuncia la pluja, fins a l’arribada de les primeres llums que m’obrin el pit gebrat dels somnis com una penca.


Pere Bessó (de Aigües turques, 2010)



MÜNEVVER'E


Para Dado Ginestet y Diana Poblet


El sonido de un laúd es el único consuelo

cuando la sombra se extiende hasta el infinito

.......................................................Metin Cengiz



La noche es más noche, oculto entre las alas del pájaro que anuncia la lluvia, hasta la llegada de las primeras luces que me abren el pecho escarchado de los sueños como una penca.



Pere Bessó (de Aigües turques, 2010)

Poema de Daniela De Angelis



ABANDONO

Entre el breve silencio
y la noche
una tristeza se agosta.
Mi corazón se avellana sobre
los cerrojos del sueño
donde la sombra dulcísima
de mi madre
se astilla en un noviembre térreo.
Un desamparo niño
se inciensa en las hogueras sumisas
del olvido:
la aniquilación de todas mis muertes.


Daniela De Angelis

viernes, 1 de octubre de 2010

Poema de Oliverio Girondo


Lo que esperamos

Tardará, tardará.

Ya sé que todavía
los émbolos,
la usura,
el sudor,
las bobinas
seguirán produciendo,
al por mayor,
en serie,
iniquidad,
ayuno,
rencor,
desesperanza;
para que las lombrices con huecos portasenos,
las vacas de embajada,
los viejos paquidermos de esfínteres crinudos,
se sacien de adulterios,
de hastío,
de diamantes,
de caviar,
de remedios.

Ya sé que todavía pasarán muchos años
para que estos crustáceos
del asfalto
y la mugre
se limpien la cabeza,
se alejen de la envidia,
no idolatren la saña,
no adoren la impostura,
y abandonen su costra
de opresión,
de ceguera,
de mezquindad.
de bosta.

Pero, quizás, un día,
antes de que la tierra se canse de atraernos
y brindarnos su seno,
el cerebro les sirva para sentirse humanos,
ser hombres,
ser mujeres,
-no cajas de caudales,
ni perchas desoladas-,
someter a las ruedas,
impedir que nos maten,
comprobar que la vida se arranca y despedaza
los chalecos de fuerza de todos los sistemas;
y descubrir, de nuevo, que todas las riquezas
se encuentran en nosotros y no bajo la tierra.

Y entonces...
¡Ah!, ese día
abriremos los brazos
sin temer que el instinto nos muerda los garrones,
ni recelar de todo,
hasta de nuestra sombra;
y seremos capaces de acercarnos al pasto,
a la noche,
a los ríos,
sin rubor,
mansamente,
con las pupilas claras,
con las manos tranquilas;
y usaremos palabras sustanciosas,
auténticas;
no como esos vocablos erizados de inquina
que babean las hienas al instarnos al odio,
ni aquellos que se asfixian
en estrofas de almíbar
y fustigada clara de huevo corrompido;
sino palabras simples,
de arroyo,
de raíces,
que en vez de separarnos
nos acerquen un poco;
o mejor todavía
guardaremos silencio
para tomar el pulso a todo lo que existe
y vivir el milagro de cuanto nos rodea,
mientras alguien nos diga,
con una voz de roble,
lo que desde hace siglos
esperamos en vano.


Oliverio Girondo

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Poema de Jonatan Márquez



Secretos

 

Todavía tengo encima

los restos de algún bar

el café como un mar en la boca

y la boca de espaldas al beso.

Tengo a todos los que fui

silenciosos

apilados en la nuca

los ojos y los párpados

como un renglón destartalado

y una lapicera combatiente

que gana sus muertos de noche

y los entierra sin piedad

en el fondo de la hoja.


Jonatan Márquez

domingo, 26 de septiembre de 2010

Poema de Wenceslao Maldonado


Ropa despoblada

1

Alguno
debe saber exactamente
el tono de mis palabras.

Alguno debe reconocer
la vibración del aire
que respiro.
Y adivinarme
por dentro de los ojos
las luces muertas
de los cansancios.

Alguno debe saberlo .


2

Mi casa no es la casa
de paredes cansadas que están viendo.

Mi casa no es el techo
oscuro bajo el tiempo;
o la ventana abierta al horizonte,
o los árboles aquellos,
o la tierra, o el nombre de un lugar.

Mi casa no es la casa
mía; simplemente
son los gestos de ustedes,
el camino que va
del corazón a la mano,
un nombre en la garganta,
y el espacio de la frente
y la mirada.

Mi casa
son ustedes .


8

¿Por qué, primavera, te viniste
enlutada, pisoteando
los brotes nuevos de estos últimos días?

Paso de sombra
nuestro tiempo provisorio.

Pero aunque vuelvas,
nadie puede desandar
la vida hecha .


WENCESLAO MALDONADO

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Poema de Elena Cabrejas



MADRE INDIGENTE

"Mi primer recuerdo es mi madre comiendo de la basura"
(Nunca podré olvidarlo. Facundo Cabral




Saber que se es pequeño y diferente
comiendo en la vereda
...............sin mesa sin plato sin cucharas
sólo las manos sucias hundiéndose en las bolsas de basura
...............y cavar y hurgar y proseguir la búsqueda constante
de continuar husmeando hurgado cavando
hasta el frío dolor de las entrañas donde el hambre se instala
y fustiga y reclama e insistente sordamente obsecionadamente
como animal furioso cuando huye de su presa.
El olor nauseabundo sube en nubes espesas que golpean la cara
- Con el tiempo el olor nauseabundo ya se hace costumbre
se apiada de nosotros y nos deja vivir.-
Y mi madre nos mira con sus ojos tremendos de piedad y dulzura.

Sus ojos.
Cargados de impotencia de dolor y de agravio
quieren servirnos ahora un gran tazón de sopa
humeándonos la frente el corazón la sangre.
Quiere desde sus ojos calentarnos el alma con su lenguaje mudo.

.............Mientras todo se acalla en medio de la noche
ella enciende como una llamarada
su cansancio dantesco su amor y su ternura
y regresa a la zona del acecho
.....................buscando hurgando cavando.



ELENA CABREJAS - de su libro: TODAS LAS MADRES