martes, 15 de septiembre de 2009

Poema de Senén Rodríguez Perini




Sin fin


Gota a gota

tozudamente persistente,
termina el agua
por ahuecar la más sólida roca.

Segundo a segundo,

el tiempo que no para,

va haciendo lo mismo

con la vida.

(No hay nada más verdad

en todo el universo,

que el pasar lento y constante del tiempo

por los huesos.)

Senén Rodríguez Perini

2 comentarios:

diana poblet dijo...

(No hay nada más verdad
en todo el universo,
que el pasar lento y constante del tiempo
por los huesos.)

Qué decirte Senén/Dalí, inapelable lo del tiempo, todo el Universo está filtrado de certezas aunque, tu poema tiene un recorrido ciertamente impecable y cuestionante.
(Por esas cuestiones que uno no comprende al poemale tocó habitar la página 56...Aleatoriamente.)
Y, (entre paréntesis), como corresponde a tu poética.
Con mi abrazo,
d.

Calipso dijo...

Inapelable, tiempo tortura bendita que cala nuestros huesos.

Dulce verdugo que nos brinda, presente,pasado y futuro, bellos recuerdos, pasos aclerados o meditabundos, dias venideros, retos nuevos.

Tiempo, que rueda por el universo haciendo espirales burlonas, que nos condiciona.

Diana me encanta el poema que has escogido, y por supuesto este cuadro de Dali, que me transporta.

Un abrazo