martes, 16 de septiembre de 2008

Poema de Silsh

EN CONCRETO


Esa pared que acerca el infinito
rugosa mansedad que nos sostiene
....cosechadora en su labor
....vuelca la imagen
....en el regazo equilibrista del espejo.

Nuestra pared de ausencias
....esa
....que acariciamos con la piel
o empujamos de ira en algún nudo
cuando la luz
estaba en huelga con el ojo.

A esa pared a veces
la pintamos con verdes o amarillos
un camino dibujado en punto y fuga
....otras
se nos cayó encima
con su hedor descascarado entre la arena
o le tallamos los nombres más queridos.

Esa pared.........la nuestra
que juega a ser un horizonte de almidón
espejismo vulgar del condenado
nos juzga......nos integra.......nos protege
del cristal que vende su mentira.

Nuestra pared erige este desorden
estímulo de búsquedas sin peso
equilibra las sombras
nos enseña
.............................................a ser libres
en la pequeña porción
que nos iguala.


© Silsh (Silvia Spinazzola) Argentina

2 comentarios:

diana poblet dijo...

Silsh querida, un poema aplastante desde su esencia. Concreto-pared.
Lo salvas de toda pesadumbre con esa idea sobre la libertad que tan bien anudas.
abrazo,
d.

julia del prado morales dijo...

¡Qué bueno que nos enseñe a ser LIBRES!.Abrazos, Julia desde el Perú