jueves, 7 de octubre de 2010

Poema de Gustavo Tisocco



Niños blancos

..................A mi hermano Hernán


Sin duda siguen ahí

esos niños blancos

que en la siesta

revoloteaban cerca nuestro

cuando nos escapábamos al monte.

Seguramente hermano

siguen intactos sus rizos azules

y ese mirar como cristal

que hacía de las rondas

un sacramento de manos entrelazadas.


Es seguro que todavía deambulan por la tarde

buscando a los que fuimos –bravíos piratas-,

pero estamos tan lejos

del cielo aquel

que extraviados ahora

somos noche, somos exilio.


Gustavo Tisocco

43 comentarios:

diana poblet dijo...

Siguen allí, intactos, seguro que sí. Ahí adonde suele guardarse y resguardarse lo mejor que llevamos puesto.
Un bello decir se esconde en este poema.
Con mi abrazo, Gus.
d.

Gustavo Tisocco dijo...

Hermoso Di y la foto guau...
Muchas gracias, te quiero, Gus.

©Claudia Isabel dijo...

que poema entrañable al hermano y compañero de aventuras infantiles...coincido con diana, allí están todavía ;)
Un placer leerte

Anónimo dijo...

delicioso poema gustavo! vos, como siempre dejando la piel del alma en cada grito
me gustó mucho, gracias,enorme poeta... uno aprende, uno aprende
francisco

claudia tejeda dijo...

"una ronda como sacramento de manos entrelazadas", duele quedar afuera de ese círculo de infancia, realmente somos exilio...
Como siempre, Gus, tus poemas son un flechazo a lo más profundo de mí misma...
Te abrazo.
Claudia

Betty Badaui dijo...

Desde el fondo esencial del poema y la calma para transmitirlo hasta el sentir de quien lo lee es un intercambio de reflexiones sobre la vida.
Diana, me gustó tu sitio y te felicito por acercar el poema de Gus, va un abrazo
Betty

Mónica Angelino dijo...

Hermoso, Gus.

Besosssss

Anónimo dijo...

Recuerdos que vuelven desde el azul, irradiando luz en tu poesía, Gus querido.
fuerte abrazo
Eli

Andrea Victoria Álvarez Álvarez dijo...

Sin dudas querido Gus que los filibusteros siguen surcando las aguas buscando, bajo otro cielo, el más preciado de los tesoros: LA POESÍA. Bello, emotivo.

Silvia dijo...

Precioso!!! Qué hermoso y sutil despliegue de recuerdos, contemplados bajo el cristal de la poesía. Bello y entrañable. Felicitaciones, Gus! Silvia

Anónimo dijo...

Estimado Gustavo: tu poesía siempre conmueve por sus imágenes frescas y melancólicas que revelan un espíritu refinado y sensible. Te felicito.
Un abrazo
Horacio Laitano

Anónimo dijo...

FELICITACI GUSTAVO....UN HERMOSO,EMOTIVO POEMA!!!!

Anónimo dijo...

Poema desde la nostalgia, por aquel tiempo vivido, la niñéz, esa suerte de magia que siempre nos acompaña y se hace presencia cuando vemos los ojos de los niños tan parecidos a los nuestros, cuando en busca de aventuras, soñábamos encontrarla a la hora de la siesta.Gracias Poeta por recordármela. Un abrazo sincero. Vic

Anónimo dijo...

gus , la nostalgia de la infancia y esos niños blancos que ya no existen , bello poema

maria elena tolosa

Roxana Palacios dijo...

el recuerdo para Hernán en la infancia de todos, qué bueno, Gus; gracias, por el envío y por tu palabra, siempre, Ro

Anónimo dijo...

Gustavo la infancia vuelveen tus palabras con su siesta y juegos,la infancia es una patria que desde el tiempo miramos con la nostalgia del desterrado.BRILLANTE.
Leonardo Herrmann

Juan Carlos Rodríguez dijo...

Bello poema, Gus, muy acorde con el hermoso blog que lo cobija. Felicitaciones a los dos, Diana y Gus.

Anónimo dijo...

Aún se percibe la tibieza de las manos entrelazadas en la ronda.
Es un poema de singular belleza.
Un abrazo.

Marta Lía Brossa

Anónimo dijo...

Gracias, Diana, gracias, Gus, cuando uno lee estas maravillas siempre parece la primera vez. Lo gocé con ganas.
Besos a ambos.

Jorge Luis Estrella

Nerina Thomas dijo...

Todo lo compartido que te enriqueció tanto y te llenó de historias, permitiendo lucir "esa memoria tuya impecable" siempre.
Es tanta la luz que te envuelve "Gus", que hace, brillen tus versos, aunque griten te extraño y lleves su amor en ti!
Abrazo fuerte.
Un lujo tu poema!!

Anónimo dijo...

David Antonio Sorbille dijo...
Estupendo poema del querido amigo Gustavo Tisocco, un poeta ejemplar de nuestro tiempo.

ALICIA CORA dijo...

¡Qué infancia maravillosa la tuya Gus!, este es un poema que nos retrotrae a todos a la etapa más feliz: la infancia. Reflejás en él la alegría que sentías junto a tu hermano en esas tardes provincianas llenas de amor y risas.

Anónimo dijo...

sin duda Gus, comno esos niños blancos los recuerdos siguen nuestra linea de vida.
un gusto leerte
saludos
Anahí

Mariasilvia dijo...

Qué bueno que recuerdes a los niños azulinos!Para empezar a creer que no estaba loca. O que no estoy sola en mi infantil locura.
Y que los digas como los decís!

galáctica dijo...

Gustavo: la magia de la infancia nos llena de luz en este poema,donde la imaginación y la ternura nos traen las imágenes de la fantasía infantil, que es también la de los pueblos, que no carecen de forlklórica raigambre y fantasmas queridos,en los que siempre hay un fondo de verdad.El contraste con el presente es una realidad que pesa en los últimos versos. Sin embargo será esa magia la que irradie su frescura desde tu infancia, la que hará siempre brillar tu poesía. Logradísimo y gracias también a Diana por publicarte . Saludos poe´ticos Irene Marks

Anónimo dijo...

El niño y los juegos infantiles que quedaron en el cielo aquel. Hermosos recuerdos Gus. Nos traes la nostalgia del niños que fuimos.. y al que no renunciamos cuando se evocan de esta manera.

Gracias Gus

Andrea

Anónimo dijo...

Es tan maravilloso encontrarse con la palabra de Gus, siempre.
Gracias
Abrazo
Alicia Perrig

Sonia Quevedo dijo...

Gus:
Querido poeta; el primer impacto ha sido la fotografía; la cara de este chico, sus ojos, sus manos y el paisaje de fondo hacen más fuerte la expresión; una foto con poder.
Bellísimo poema con su carga de recuerdos tibios y añoranza; abarrotado de libertad y alegría, de sueños y de pensamientos de un pasado lleno de ternura; más del otro lado, con su arrumaje de dolor y tristeza.
Como siempre querido poeta, nos has entregado una hermosa visión de la inocente infancia, mostrando al final, la realidad dolorosa del exilio.
Observando algunas cosas he encontrado algo que ha movido mis vísceras completas; adjunto un pequeño aparte.

Va para ti mi más grande y cariñoso abrazo.
Sonia


Los niños, este sector que ha sido marginado de la historia narrada porque aparentemente no han sido protagonistas o han estado pasivamente a la vereda de los grandes hechos históricos indudablemente tienen una importancia particular. Estudiar a los niños del pasado ayuda a explicar algunas de las complejidades no sólo de sus familias y sus ciclos de vida sino también puede proporcionar ideas que permitan establecer un vínculo entre las familias y su papel en el cambio social, ya que los niños trasladan valores sociales de generación en generación y son también actores sociales. Asunción Lavrín ya ha explicado que los niños en algunos momentos críticos de la historia “han sido el elemento clave para la reproducción social y la continuación de algunas culturas.”

Fuente:
Destiempos.com

Anónimo dijo...

Un poema con luz desde la infancia, la nostalgia, el amor entre manos enlazadas que buscan el azul para seguir reencontrándose en la memoria...
Brilla tu sensibilidad poeta querido.
Abrazos desde mi corazón al tuyo.
María Cristina Fervier

Anónimo dijo...

Hermoso mundo de juego y fantasía que vive en el corazón del poeta...y la hermandad, ese sentimiento que expresás a cada paso...gracias Gus, gracias Diana, besos, María Chapp

Maria Sanguesa dijo...

Muy hermoso, suave nostalgia de la infancia, felicitaciones a los dos. Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Gustavo, ya había leído este poema y me produjo la misma sensación que ahora: no sólo nostalgia sino la magia de la niñez. Que creo, todavía perdura en tu alma sensible.
Gracias a Diana Poblet por publicarte.

Un abrazo

Amalia M. Abaria

Mariano dijo...

Un poema conmovedor, Gustavo, como todos los tuyos: la infancia como usina de los recuerdos imborrables...
Felicitaciones, y un abrazo.

Mariano Shifman

Anónimo dijo...

Muy buena la combinación entre la imagen y ese poema tan necesitado, habitado de un fragmento de vida...
susana rozas...Bravo, gustavo!!!!!

Gustavo Tisocco dijo...

Gracias a todos mis queridos amigos y gracias DI...

Mónica López Bordón dijo...

Hola Gus,
Muchísimas felicidades por la publicación de tan intenso poema.

Bss
Mónica

Anónimo dijo...

Qué decir que no haya dicho ya. Qué decir si cada palabra está en la emoción que dejan. Un abrazo Gus y gracias Diana.

Lily Chavez

Anónimo dijo...

Estamos tan lejos...y estamos tan cerca...en esos niños blancos, tu mirada poética, Gus, conmueve,
Abrazo Grande para vos y para Diana!
Montse Bertrán

Anónimo dijo...

Me encanta que publiquen a Gustavo Tisocco porque sin duda es un gran referente de nuestras letras contemporáneas. Autor de fina sensibilidad, sus palabras siempre me parecen un rocío sutil cayendo sobre nuestras emociones, así, salpicándonos, sembrándonos de a poco, suave, purificando. ALFREDO LEMON Córdoba Argentina

Anónimo dijo...

Diáfano, hondo, hermoso y sabio, como es la infancia a la que nos traslada tu poema, Gus.
Buenísimo.
un abrazo
PILAR ROMANO

Dado Ginestet dijo...

Muy buen poema Gustavo.
La foto, impecable, Diana.
Un abrazo a los dos.
Dado.

Gustavo Tisocco dijo...

Gracias de nuevo amigos, gracias Di...

Anónimo dijo...

Gustavo, no solamente la belleza, también la profundidad está en
todos tus poemas. Un abrazo. Alda