sábado, 5 de enero de 2008

Poema de Andrea Sánchez Boz


Cést fini

................."It looks like the ending"

........................Billy Holiday



Hasta aquí

llegó mi amor

en compañía de algunos despojos

que se le sumaron

mientras recorría el camino

de vuelta desde vos hacia otros

menos afortunados porque recibirán

todo mi dolor pasado de moda.

Ya probé todos los excesos del desatino.

Voy

atadito al hombro

silbando hacia otro final

de segunda mano.


Esta pena de cuello de broderí

de almidón de lunes y camisas.

Nuestro futuro trazado a regla

nunca una falsa escuadra

que nos haga temer

al derrumbe.


Esta sábana bordada por la abuela

blanca como la inocencia que aprendió

gracias a y con perdón de

_dios santo_

eso de perderse

y dormir en cama doble.


Curvas peligrosas para derrapar

del ombligo

a tu sexo.


Tu amor de príncipe

clavándose en los lados.


Mi pena de taco roto

en la mano

en medio de la avenida

un sábado a la noche.


© Andrea Sánchez

5 comentarios:

diana poblet dijo...

Andreas, qué decirte de este concierto de dolores entablillado con broderí,almidón,sábanas bordadas por la abuela y sus telarañas mentales. Qué decirte de las curvas peligrosas y el erotismo desplegado y tu maestría para romper el taco en medio de la avenida para cincelar este monumento a la mujer.
Gracias por este poema.
Te abrazo,
d.

Juanca dijo...

Andrea, hola.
Tus versos son un dulce y profundo homenaje al amor verdadero de mujer verdadera... son pasos suaves del alma atravezando una noche al revés, algo así.

Me arrodillo, luego te aplaudo o mejor me callo y vuelvo a leerlo hasta aprenderlo de memoria.

Te abrazo.
Juanca.

Julia del Prado dijo...

Hermoso Andreas, admirándote, Julia

http://Juliesusfotosyescritos.blogspot.com

http:/losamigosdejulie.blogspot.com

Versos complicados dijo...

Como siempre mi amada AndreaS, tus versos llegan, revolotean, duelen o alegran, pero siempre se quedan.

Besos amiga,
Migdalia

PD. Diana, ¡gracias por tanta belleza en tu blog!..te quiero montones.

Catalina Zentner dijo...

Andreas, el placer de leerte se renueva cada vez que me encuentro con tus textos.
Un beso,
Catalina