miércoles, 5 de marzo de 2008

Poema de Jorge Luis Estrella para Diana Poblet - Canto a Pigüé





Pigüé es la ciudad

donde nació

el esposo

de ella,

ella,

la que nos dice la palabra

que nombra el silencio del universo,

ella,

la que nos hace ver

lo que más oculta,

ella,

la que tiene un incendio

instalado en el pecho,

ella,
la que le canta a Pablo
y polemiza acerca de Fidel,

ella,

la que tiene un frasco de luciérnagas

para iluminarnos la noche.

Gracias, Pigüé,

porque uno de tus hijos
es el hombre que la hace feliz.


© Jorge Luis Estrella

12 comentarios:

diana poblet dijo...

Jorge Luis Estrella, gracias por este poema y esta síntesis de mi poética. Gracias por ese entrever mi sentir desde tu mirada y por ese cariño implícito.
Lo conservo entre las más bellas palabras que me hayan dedicado porque es tu Palabra un despliegue frutal, una caricia en el pelo, un recuerdo risueño de tu obstinada portación insólita de 7 pulóveres que me asalta cada vez que refresca un poco. Gracias por todo eso que has agregado a mi vida.
Te quiere,
d.

Catalina Zentner dijo...

Ternura que sobrepasa nubarrones y entibia el alma.
Un beso,
Catalina

Anónimo dijo...

Querida Diana:
¡Una hermosura! Tu blog, esa foto de vos con tu esposo, tus palabras en contestación a mi poema, el cariño que nos une, todo una maravilla, gracias.

Jorge Estrella

diana poblet dijo...

Gracias a vos Jorge Luis Estrella,
porque has llegado a mi alma para quedarte, has acampado en un lugar donde siempre será verano y ese lugar es la palabra que te anuncia, patriarca de la luz.
abrazo,
d.

Lola Bertrand dijo...

Un poema realmente estupendo, mis felicitaciones.
Abrazos del mar.
Lola Bertrand

diana poblet dijo...

Catalina, gracias por tus palabras.
abrazo,
d.

diana poblet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
diana poblet dijo...

Lola, tiempo sin saber de ti. Qué bonito que hayas llegado a este café de amigos. Gracias por ello,
abrazo,
d.

Elisabet Cincotta dijo...

Querida Di este poema es una belleza. Di de la mano de Jorge en la palabra nacida de su corazón. Y sabés los veo a ambos, a tu esposo y a vos, y tanto en la foto como en el cara a cara, observo los ojos del amor.
besos
Elisabet

Eduardo dijo...

Hermoso tu poema, Jorge Estrella. Imagino que el hombre que hace feliz a Diana no necesitará de sus luciérnagas para tener luz, ya que su Presencia debe iluminarlo naturalmente.

Eduardo M.

diana poblet dijo...

Gracias Eli, así son las cosas de este amor.
Gracias por pasar por lo de Jorge (Estrella eterna).
abrazo,
d.

diana poblet dijo...

Imaginas bien Eduardo M., imaginas bien.
abrazo y gracias por tu transitar aquí,
d.