martes, 16 de noviembre de 2010

Poema de Virginia Perrone



A qué fuego ilustrado le entrego
mi silencio, y que diga:
-aquí hay un caldero humano,
cuidado con su Letra


Virginia Edit Perrone

3 comentarios:

diana poblet dijo...

Impecable este poema Vir. De una belleza creciente desde su brevedad.
Con mi abrazo.
d.

Cris Chaca dijo...

Quien tiene claro el VALOR de la palabra, hace uso de ella con austeridad, respeto, y belleza...esta poesía tuya, Virginia, así lo demuestra.
Cuatro versos que calan, que se plantan frente al lector y expresan con precisión su mensaje.
¡Te felicito! Placer de leerte!

Virginia Edit Perrone. dijo...

Diana, Cris, esas miradas vuestras que adornan mis cuatro versos descalzos.

Diana, te lo digo acá, con demora pero cumpliendo, Gracias por tu generosidad de siempre, también aquí en este Lar, ya generoso desde su nombre.
Diana, de las Luces, Diana como las mañanas, Alumbre Poeta.

Mi abrazo a ambas.