miércoles, 3 de marzo de 2010

Poema de Alejandro Jusim




Me tiembla el pecho herido de silencios

Me tiembla la mirada en marejadas

Me tiembla la sangre, amor y grieta

Me tiembla hasta el temblor ensombrecido.


Me tiembla el no saber cuánto temblaste

Me tiembla aquella casa por el suelo

Me tiembla hasta la lágrima soltada

Me tiembla hasta tu llanto compañero.


Me tiembla el sueño hermano y trasandino

Me tiembla Talca, Concepción y Talcahuano

Me tiembla la impotencia de estar lejos

Me tiembla el no llegar con mis dos manos.


Me tiembla la injusticia que destroza

Me tiembla el pobre obrero desplazado

Me tiembla hasta los huesos ese niño

Me tiembla la sequia de sus labios.


Me tiembla pero el puño no lo abro
Aunque tiemble seguirá puño y en alto

Ya temblaran aquellos que no tiemblan

Pero de miedo temblaran en nuestro asalto.


Y ese día mi gente verá el día

Ya no tiemblo compañeros,

ME LEVANTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


Alejandro Jusim

(Argentino)

3 comentarios:

diana poblet dijo...

Grandioso Alejandro.Has dicho lo que atragantaba, lo que nadie pudo decir, tal vez por la vergüenza.
Por tantos hombres vestidos de miseria elevándose desde el lodo, la injusticia de siempre y la muerte.
Con mi abrazo,
d.

Marta Raquel Zabaleta dijo...

Ojalá nos levantemos de una vez por todas, compan~ero.
Desde el exilio en Londres,
Marta
( argentina y chilena)

Maggie dijo...

Que belleza y que dolor, cuanta verdad desgarrada en vuestras palabras. Gracias!